Cuando el aluminio pasó desapercibido

Cuando el aluminio pasó desapercibido

A pesar de ser el metal más abundante en la corteza terrestre, hasta 1825 pasó desapercibido.


El aluminio es un metal altamente reactivo, lo que significa que entra muy fácilmente en reacciones químicas con otros elementos y compuestos para formar distintas sustancias.

Este metal estaba escondido a plena vista. Casi todos los átomos de aluminio que se encuentran de forma natural en la Tierra están escondidos entre las moléculas de más de 270 minerales distintos, incluyendo gemas como la esmeralda o el rubí. Así que, aunque forma el 8,2%  de la corteza de la Tierra, es el metal más común y el tercer elemento más común, detrás del oxígeno y el silicio, es imposible saber que está ahí  si no se investiga a nivel químico.

Las primeras investigaciones comenzaron a mediados de 1700, cuando los químicos empezaron a experimentar con el alumbre, el cual es un compuesto químico abundante. Los compuestos de alumbre, como el sulfato de aluminio y potasio, eran conocidos desde tiempos de los griegos y los romanos, que ya los usaban como astringente para cerrar heridas y para fijar los tintes en los tejidos.

Hans-oersted

El problema que se les presentó a los químicos del siglo XVIII, es que no tenían forma de separar aquel misterioso elemento del resto de los átomos. Para 1825, el químico danés Hans Christian Orsted, finalmente dio con una reacción química que consiguió extraerlo, aunque era un proceso que solamente podía extraer cantidades pequeñas, por lo que la experimentación resultaba difícil.

Más tarde, el químico alemán Friedrich Wöhler, desarrolló un proceso más efectivo y para 1845 consiguió obtener suficiente aluminio para demostrar sus propiedades básicas. En 1854, el químico francés Henri Etienne Sainte-Claire Deville, refinó el proceso, reduciendo el precio de 1200 dólares a 40 dólares, resultando éste muy significativo.

óxido de aluminio

En 1886, el químico norteamericano Charles Martin Hall y el francés Paul LT Héroult, inventaron por separado un proceso para extraer aluminio del óxido de aluminio. El acierto de estos dos químicos fue disolver el óxido de aluminio en criolita fundida. En 1888 el químico austríaco Karl Josef Bayer, descubrió como extraer óxido de aluminio de bauxita, una roca sedimentaria muy abundante en la corteza terrestre.

El proceso de Hall – Héroult y el de Bayer dio inicio a la Era del aluminio y aún hoy se utilizan estos mismos procesos. Las propiedades de este metal hicieron que tuviera un éxito inmediato y en la actualidad por medio de él, mediante distintos procesos de fabricación, se pueden obtener una gran variedad de productos del aluminio, tanto en las industrias como en el hogar.



Cuando el aluminio pasó desapercibido
  • Actualmente 5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Rating: 5/5 (1 valoraciones)

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

Conecta o crea una cuenta de usuario para valorar esta página.