Medios de Comunicación. ¿Un tirano de los nuevos tiempos?

Medios de Comunicación. ¿Un tirano de los nuevos tiempos?

Arturo Pérez Arteaga
Por: Arturo Pérez Arteaga

Concebidos como la gran solución de interconexión humana, hoy llegan a casi todos los rincones del planeta de muchas maneras con mensajes de entretenimiento, en la mayoría de los casos, e informativos o de formación en los menos.

Todos los derechos Reservados


Su nacimiento, ubicado en el siglo XX le abrió a la humanidad un conjunto de posibilidades infinitas de aprovechamiento y su desarrollo ha sido vertiginoso al punto que cada día vemos nuevos avances que nos hace pensar que seguirá evolucionando de forma infinita.
El uso de los medios de comunicación de masas en beneficio de la humanidad, ha registrado logros importantes y sería mezquino no mencionarlos, la TV educativa por ejemplo, aunque muy poca, en comparación con otros usos que ha tenido este medio, la tele medicina, las trasmisiones vía satélite y esto por sólo nombrar algunos, han tenido avances significativos y reconocidos por los organismos internacionales destinados a esos fines. Lamentablemente estos medios, por esa gran capacidad de penetración que los caracteriza, también pueden ser portadores de virus alienantes y contaminantes a cualquier nivel social y en todos los sentidos de la vida de las personas. Vemos por ejemplo, como la influencia de la televisión puede definir tendencias en la moda, en los gustos por ciertos artículos o formas de consumo incluso por la conducta de ciertos grupos denominados “target” de consumo.
Los medios de comunicación masivos o “mass media” como he leído que se trata el tema, se han convertido en la vía para que, quien tenga los recursos económicos, envíe el mensaje que mejor le parezca, o mejor le convenga a una masa que en ocasiones está indefensa y a la merced de intereses, oscuros o desconocidos por decir lo menos, como es el caso de los niños, niñas y adolescentes. El bombardeo ha sido sistemático e indetenible, la industria del entretenimiento ha invertido enormes cantidades de dinero para, en primera instancia, conocer los gustos y las tendencias de las poblaciones y luego, para influir de forma clara y definitiva los hábitos de consumo y así “construir” un mercado dependiente y alienado, incapaz de pensar por su propia cuenta o de decidir libre y espontáneamente.
Con el tiempo, los medios se han especializado, y observamos en la televisión canales que se dirigen exclusivamente a ciertos grupos. Así tenemos dentro de un gran etcétera: canales de telenovelas, para niños, deportivos, de comida, para adolescentes, religiosos, esotéricos, de noticias y lo que considero mas perverso, canales de televisión para bebés (pocas cosas me imagino mas invasivas de la privacidad de un inocente que esta). La especialización no está orientada sólo a dar a cada quien lo que “busca” o “quiere”sino a tener consumidores bien definidos, para evitar perder tiempo y dinero en publicidad que llegue a un destino poco fértil, en el término mercantilista y consumista de la palabra.
Nótese que he resaltado palabras como “Busca” o “Quiere” porque ante el intenso bombardeo de publicidad directa, indirecta o subliminal, en ocasiones, cada vez más frecuentes es muy difícil determinar con certeza científica si el origen de la búsqueda de un consumidor, se basa en una necesidad real, surgida de su vida cotidiana o si por el contrario se trata de una necesidad impuesta o inoculada  a partir de las muchas horas que le dedica al principal invasor de la privacidad de sus hogares, que constituye el televisor. Algunas familias incluso, hacen girar su vida hogareña en torno a ese aparato y la única manera de reunirlos es a la hora de algún programa determinado que sea del gusto de todas y todos, esto, cuando tiene la suerte de contar con un solo aparato, porque de otra manera, al tener mas de uno en el hogar, la reunión familiar es prácticamente imposible o inexistente.
Los medios audiovisuales además, son un buen caldo de cultivo para la inoculación de la propaganda y/o publicidad subliminal en los países cuya legislación no está preparada para regularla. O en los pueblos que no están preparados para detectarla y combatirla. Este tipo de publicidad puede ser y ha sido utilizada para cualquier fin, siendo el principal la inducción al consumo, pero no ha sido el único, porque se ha detectado que incluso se ha usado para sembrar odio, miedo y terror en muchos casos.
Otro medio de menos penetración que la televisión, es la radio, porque es casi imposible competir con la inmensa gama de posibilidades que ofrece el poder captar sonido y video al mismo tiempo. No obstante, esto no le ha impedido aportar su parte en todo el tema de la alienación y el intento de manipulación de la conducta de los ciudadanos. Cada vez es mas frecuente escuchar música con contenidos ofensivos, violentos y de un profundo odio hacia algunos sectores. Es preocupante ver la popularidad de ritmos como el reggaetón cuyas canciones son, en un porcentaje altísimo, de un contenido súper violento y ofensivo contra las mujeres y es alarmante ver como los padres y madres, en lugar de orientar y educar a nuestras niñas y niños a fin de que puedan mantener un criterio sobre este tipo de ritmos, les motivan desde muy pequeños a que bailen y “disfruten” de estas ofensas comprimidas en un formato de audio, todo esto, basándose en una supuesta inocuidad del mensaje asociado a la moda y a los nuevos tiempos.
Independientemente de los tiempos que vivamos o de lo post modernos que nos sintamos, la ofensa, el maltrato, la pérdida de valores, el desvío de los principios, son temas atemporales que no deben ser exaltados, sino que por el contrario deben irse atacando y eliminando cada vez mas, si lo que nos proponemos es el desarrollo evolutivo de nuestra especie. Cualquiera que crezca influenciado por la violencia y el desprecio, será violento y despreciará a quienes le rodean. Lo mismo ocurre a quien crece siendo despreciado y manipulado por las grandes corporaciones que sin ningún tipo de bochorno solo tratan a los seres como consumidores vulgares, sin tomar en cuenta el monstruo que pueden estar creando; estos seres se levantan siendo unos inadaptados sociales que manifiestan un profundo odio hacia todo lo que les rodea, odio que es mas profundo en la medida que el poder adquisitivo es menor, porque su capacidad de consumir es poca, cosa que le ha colocado en desventaja durante toda su vida y termina tratando de obtener lo que quiere o necesita a cualquier costo.
Podría decir, sin temor a equivocarme que los medios de comunicación de masas se han convertido en una especie de "Caballo de Troya" que se instalaron en nuestros hogares y espacios de habitabilidad con la finalidad inicial de entretener, informar y educar entre otras, pero adicionalmente han tomado por asalto estos espacios, agarrando desprevenido al ciudadano común, quien día a día es víctima del bombardeo constante  de publicidad asociada al consumismo, a la ideologización, a las tendencias de la moda y una larga lista de factores que han convertido a estos medios en grandes trasgresores y violadores de la intimidad de las personas.
Desde luego, les hablé sólo de la televisión y la radio no por ser los únicos, sino por ser históricamente los que han tenido mayor poder de penetración, pero desde luego, de una forma muy seria no podemos dejar de mencionar al cine, la prensa escrita, las vallas publicitarias y por último pero no menos importante y penetrante la internet que se ha constituido en la suma de todos los anteriores, porque desde la comodidad de un computador personal, una tableta o un teléfono (por sólo citar tres elementos), podemos tener acceso a cualquier cantidad de contenido de audio, video, escrito o de cualquier índole que se nos pueda ocurrir. Ahora mismo, es muy probable que usted esté leyendo estas líneas desde cualquiera de los dispositivos ya mencionados o de otro que o se omitió o que para el momento de redactarlas aún no existía.

Tomado de mi publicación "Repudio al Tirano y la Tiranía" que puede ser encontrado en las siguientes direcciones WEB:

Lulu.com: Repudio al Tirano y la Tirania
Payhip.com: Repudio al Tirano y la Tirania  

APA:.



Medios de Comunicación. ¿Un tirano de los nuevos tiempos?
  • Actualmente 5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Rating: 5/5 (1 valoraciones)

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

Conecta o crea una cuenta de usuario para valorar esta página.