Carlos Meyer Baldó el “As de caza de los cielos”

Carlos Meyer Baldó el “As de caza de los cielos”

Fue un destacado aviador venezolano que participó en la Primera Guerra Mundial y uno de los fundadores de la Fuerza Aérea Venezolana


Nace en la ciudad de Maracaibo, ciudad situada al occidente de Venezuela, el 21 de abril de 1895, hijo del Alemán Johannes Ludwig Karl Meyer Groeve y la tachirense María Amelia Baldó Jara.

Karl Otto, como fue bautizado, realizó sus primeros estudios en su ciudad natal, es enviado por sus padres a Alemania a continuar sus estudios, pero el final de éstos coincide con los inicios de la Primera Guerra Mundial y se presenta como voluntario en el Ejército Imperial, con el rango de Cabo.

Más tarde Meyer es admitido en el Luftstreitkräfte y allí completa su entrenamiento y al siguiente año es asignado al Escuadrón de Elegidos del Jasta 11, al mando del Capitán Wilhelm Reinhard, escuadrón que junto con el 4, el 6 y el 10 formaron la unidad de aviación “El Circo Volante de Richthofen”, el JG1.

Durante la Tercera Batalla de Ypres, Carlos Meyer Baldó consigue su primer derribo, mientras patrullaba el cielo, derribando el R.E. 8 del Teniente A.J. Longton de la Real Fuerza Aérea.

Después de una serie de victorias aéreas, al derribar el Spad D.XIII, del As francés René Montrion del Servicio de Aire Francés, se convierte de manera oficial en un “As” de caza, consiguiendo un total de siete derribos durante la guerra.

Obtuvo otras victorias y por sus méritos fue nombrado instructor de la Escuela de Escuadrones de Caza N° 11.

Al finalizar la guerra decide regresar a la Aviación Militar Venezolana, con la llegada de la Misión Alemana, la cual estaba en ese país asesorando la reestructuración del cuerpo aéreo. estableciéndose en la ciudad de Maracay y allí practicó su último vuelo, ya que Carlos Otto Meyer Baldó murió trágicamente en tierras venezolanas en un biplano Stearman C-3B. Fue enterrado con todos los honores en la ciudad de Caracas a la edad de 38 años. No dejó descendencia.

A partir de ese entonces, a este insigne hombre se le han rendido honores y tributos por su destacada labor en el campo de la aviación a nivel mundial. Entre los reconocimientos en su honor, la Aviación Militar Venezolana, construyó en la base Aérea General Rafael Urdaneta, en la ciudad de Maracaibo, un teatro que lleva su nombre, así como promociones de aviadores de la Fuerza Aérea Venezolana y en el Museo Aeronáutico, un busto de este valeroso aviador.



Carlos Meyer Baldó el “As de caza de los cielos”
  • Actualmente 5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Rating: 5/5 (1 valoraciones)

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

Conecta o crea una cuenta de usuario para valorar esta página.