Plymouth, la ciudad bajo cenizas

Plymouth, la ciudad bajo cenizas

Fue la capital de la isla Montserrat, un territorio británico de Ultramar, ubicada en las Antillas Menores del Caribe.


Montserrat es una isla pequeña, a sólo 10 millas de largo por 7 millas de ancho, que se encuentra en la cadena de islas de Sotavento de las Antillas Menores en el Caribe. Está a sólo unas 40 millas cuadradas en el tamaño, pero debido a la reciente actividad volcánica en realidad está aumentando de tamaño. Su nombre se debe a Cristóbal Colón cuando en 1493 así la bautizara en honor a Santa María de Montserrat, nombre de un monasterio ubicado en Cataluña, España.

Plymouth fue un gran puerto, digno de la capital de una isla próspera como lo era Montserrat, hasta que en el pasado siglo XX a mediados de la década de los 90, para ser exactos en 1995, cuando el volcán Soufrière Hills comenzara a emanar un humo sumamente denso y material volcánico que obligó a los habitantes a abandonar el lugar.

plymuth

El material volcánico salido llegó a cubrir más del 80% de la ciudad dejando un lugar devastado y abandonado. Las principales oficinas de la localidad y entes gubernamentales tuvieron que ser trasladadas a la población de Brades.

Pero no sólo por los efectos del volcán Soufrière Hills, la ciudad de Plymouth se ha visto envuelta en desastres naturales, ya que en el año 1989 el huracán Hugo mataría a 21 personas y destruir el 90% de la isla, causando un estimado de 300 millones de dólares en daños.

Plymouth 2

A pesar de lo sucedido en agosto de 1995, varios meses más tarde, a los residentes se les permitió regresar. Pero el 25 de junio de 1997, el volcán volvía a entrar en erupción y la ciudad se vería envuelta nuevamente por oleadas piroclásticas. Diecinueve personas murieron, y una vez más Plymouth fue evacuado. Los flujos piroclásticos se congelaron en el lugar, al igual que en Pompeya  miles de años antes. Los edificios y los autos se incrustaron en las rocas y hoy parecen tan duros como si fueran de hormigón.

En la actualidad, la que en otrora fuera la capital de Montserrat, son sólo restos a la cual el gobierno ha prohibido el paso. La isla no se ha recuperado ya que hasta el aeropuerto quedó bajo las cenizas y era el turismo la fuente principal de ingresos de la isla. Los esfuerzos de reconstrucción han comenzado, avalados por 25 millones de euros de contribución anual que aporta Inglaterra.

La reconstrucción requerirá la demolición a gran escala de la ciudad, pero Montserrat no cuenta con el equipo pesado y explosivos que serían necesarios para romper las rocas, donde debajo sólo queda tierra quemada ahora infértil. Aun cuando la isla tiene la capacidad para ser reconstruida, el costo para hacerlo es astronómico, por lo que se reduce aún más la posibilidad de que Plymouth jamás vuelva a ser la capital de la isla Montserrat, ni ser lo próspera que antes fue.



Plymouth, la ciudad bajo cenizas
  • Actualmente 5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Rating: 5/5 (1 valoraciones)

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

Conecta o crea una cuenta de usuario para valorar esta página.