La leyenda del niño Pedrín

La leyenda del niño Pedrín

Muchas personas aseguran haber visto al fantasma del niño Pedrín en la zona del Monte Abantos, el Escorial.


El Monte Abantos en El Escorial, Madrid (España), es una zona rodeada de misterios desde tiempos antiguos, ya que fue un lugar mágico hace de miles de años.

El pueblo pre-romano de los Vetones lo eligió como el lugar para comunicarse con los dioses, y en el siglo XVI, Felipe II eligió la zona para construir el Monasterio de El Escorial, que según cuenta no fue por casualidad, ya que Felipe II eligió ese preciso lugar para sellar una supuesta puerta al infierno que se encuentra en esa localidad.

Monasterio

En el año 1893, cuentan en el pueblo que nevaba mucho en ese invierno. El niño Pedrín, de 8 años, era un vecino más de San Lorenzo del Escorial y monaguillo en el monasterio de la localidad.

Una mañana que el niño se dirigía al monasterio para cumplir con sus labores de monaguillo, desapareció misteriosamente, sin dejar rastro. Al caer el sol y no llagar a su casa, la madre de Pedrín le aviso al padre del niño, quien con ayuda de los vecinos de San Lorenzo y la guardia civil, comenzaron su búsqueda.

Durante días buscaron al niño sin tener éxito y las esperanzas de los padres por encontrarlo desaparecían. Fue aproximadamente a la semana de su desaparición, que su cadáver fue hallado oculto en el Monte Abantos por unos cazadores de estaban en la zona.

El niño Pedrín fue brutalmente asesinado y nunca se conoció quién lo hizo ni el porqué. Algunos comentaban que fue secuestrado dentro del monasterio haciéndole víctima de una conspiración, mientras otros aseguraban que un vecino perturbado que vivía en la zona, fue quien cometió tan brutal asesinato.

En el lugar donde se encontró el cuerpo de Pedrín, se colocó una cruz en memoria del pequeño y desde entonces, las personas cuentan que ocurren cosas extrañas y misteriosas.

Pedrin

En programas de televisión han presentado relatos de personas que afirman que en el lugar se aparece un ser extraño, de forma humana y de aproximadamente 1.95 metro de altura, con ojos muy negros, que salta desde detrás de un árbol hasta el borde de la carretera, la cual cruza de un salto para luego acercarse al barranco y dejarse caer por él.

Hoy en día, personas que por algún motivo han estado en el lugar en la oscuridad de la noche, afirman que han vivido situaciones muy extrañas y espeluznantes, que los obliga a huir despavoridos de esa localidad.

Algunos testigos cuentan que se oyen voces de un niño rodeando la cruz que, a pesar del desgaste con el paso de los años, aún deja ver las frases que narran la tragedia vivida por el niño “10 de febrero de 1893 fue hallado en este sitio el cadáver del desgraciado niño Pedrín Bravo y Bravo víctima del brutal salvajismo”.



La leyenda del niño Pedrín
  • Actualmente 3 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Rating: 3/5 (1 valoraciones)

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

Conecta o crea una cuenta de usuario para valorar esta página.