Aug 19 2022

Por qué a Santa Claus se le dice Santa y no Santo Claus

María L. Rosales F.
Es una pregunta que muchos nos hacemos, pero que por tradición u omisión hemos dejado de lado. Acá respondemos a esta interrogante

Según la Real Academia Española, RAE, “en “Santa Claus”, “santa” no corresponde al tratamiento femenino, sino que es parte integrante del nombre propio del personaje por adaptación de la expresión neerlandesa, Sinterklaas”.

Es una clara explicación dada por la RAE, pero, de igual forma también nos preguntamos, y ¿por qué no llamarlo entonces San Claus, en masculino? También se ha afirmado que el nombre de Santa Claus proviene del nombre del santo en alemán, San Nikolaus, de allí el Claus.

Es cierto que existe un San Nicolás y pudiera decirse de manera subjetiva que es el antecesor del Santa Claus de hoy día. San Nicolás en cuestión fue un obispo griego que vivió en los siglos III y IV y su cuerpo se encuentra en Italia en la ciudad de Bari y según la reconstrucción forense que se le hizo a este obispo, no tiene las características muy parecidas a la del Claus el Santa de la Navidad,  ya San Nicolás no era ni gordo ni muy alegre que digamos; lo único que tiene en común es que era un gran amante de los niños y defensor de las causas nobles y justas.

Ahora bien ¿cómo sucede que desde Italia San Nicolás llegara a ser ese dulce y bonachón anciano de barbas blancas que habita, para muchos en el Polo Norte y para otros en los países nórdicos?

Existen muchas versiones al respecto, para algunos el nombre de Santa Claus proviene de San Nicolás, el obispo de origen griego pero no así para los daneses suecos o noruegos, ya que según su tradición el nombre proviene de un gnomo llamado “tomte”. El Santa de los países nórdicos no baja por la chimenea sino que visita las casas la víspera de navidad llevando regalos y saludando a los niños.

Sea cual sea su historia, este dulce viejito amable que se pasea en trineo por el mundo llevando regalos a los niños en Navidad y que es el centro de atención en las fiestas, es el emblema de amor, la paz y la unión entre las familias.

No importa cómo le llamemos, bien sea, San Nicolás, Santa Claus, Papá Noel, o sencillamente, Santa, será y seguirá siendo entre nosotros ese ser amable, dulce y bueno que alegra la Navidad, desde el Polo Norte al Polo Sur.

Ahora bien, si esto es referente a Santa Claus ¿cómo debería llamarse entonces la esposa de Santa? ¿No sería ella la más indicada para recibir este nombre en vez de Mrs. Claus o  Sra. Claus?...