Aug 19 2022

Qué pasa si dices Verónica 9 veces delante de un espejo

María L. Rosales F.
Esta leyenda urbana, considerada por demás tenebrosa, ha sido vinculada a los espíritus que pueden aparecer al invocarlos frente a un espejo

Conocida también como el “Fantasma del espejo, “Verónica” “María Sangrienta” “Bloody Mary” y otros nombres; esta leyenda se ha vinculado al misterioso caso de la joven Verónica, como un  juego o un ritual.

Está asociada también a otra leyenda muy similar como lo es la de “Bloody Mary o María de Inglaterra", la cual hay que invocarla frente a un espejo. Es el mismo personaje al que se le dio el nombre del famoso cóctel.

Esta leyenda ha variado con el paso de los años y de lugar en lugar, pero la constante es que en todos los casos se debe invocar al espiritu frente a un espejo. Muchos lo han tomado como lo que es…una leyenda, pero otros, aseguran que han hecho este ritual y han cargado sobre sus hombros hasta el día de hoy una terrible maldición y es la de Verónica.

Ahora bien ¿de qué se trata?...

La historia cuenta sobre una muchacha llamada Verónica, la cual tenía una edad aproximada entre 14 y 15 años y una tarde en una reunión entre amigos deciden hacer una sesión de espiritismo o el juego de la Ouija en una casa abandonada, sitio en el cual solían reunirse estos jóvenes. Ella, una chica irreverente, tomó a manera de juego y de burla aquella sesión espírita. De pronto una silla que estaba vacía, cobro vida, golpeándola en la cabeza, muriendo de forma instantánea. Se comenta, qué desde ese día, el alma de Verónica no descansa en paz y que deambula en el mundo de los vivos, tratando de llevarse a quienes se atreven a decir su nombre.

Ahora bien, si quieres saber de ella, solo tienes que decir su nombre, nueve veces delante de un espejo para que aparezca; pero no es solo que se te aparezca, sino que se alimenta de tu alma, llevándosela y así poder seguir materializándose frente a un espejo a quienes la invocan.

¿Te animas a nombrarla nueve veces delante de un espejo, aun sabiendo que corres el riesgo de no vivir para contarlo?