Sep 28 2021

A medio siglo de la maldición del Bebé de Rosemary

María Luisa Rosales Fuenmayor
A lo largo de los años, muchos filmes, en especial los de terror o suspenso, han causado temor debido a que se ciernen sobre ellos tragedias y maldiciones que van más allá de las locaciones donde fueron filmadas. La película “El Bebé de Rosemary” no ha escapado de ello y después de 50 años de haber sido filmada, el mal sigue rondando su entorno.

"El Bebé de Rosemary” es una película basada en la exitosa novela homónima de la escritora Ira Levin, sigue siendo considerada una de las obras maestras del terror.

Según hechos que han ocurrido, todo indica que la locación donde se filmó “El Bebé de Rosemary”, un edificio que fue construido entre 1880 a 1884 por el arquitecto Henry Hardenberg, el  mismo que construyó el famoso Hotel Plaza.  Este edificio, de estilo Renacentista alemán con algo del estilo francés del siglo XIX. Lleva por nombre Dakota, y está ubicado en el Número 1 de la calle 72 al oeste de Central Park, en la ciudad de New York.

Este misterioso edificio, hoy convertido en leyenda urbana, es muy antiguo y por consiguiente han vivido allí cientos de personas, como en cualquier otro edificio; pero que después de haber servido de locación para realizar la película, el mal ha rondado el sitio ya que desde el año siguiente de haberse estrenado el filme, han ocurrido hechos siniestros, por lo cual se ha afirmado que cualquier persona que ingrese a este edificio morirá de forma trágica.

Todas estas conjeturas se han hecho debido a las muertes acaecidas dentro del entorno a la película, como por ejemplo la muerte del compositor de la música,  Krzysztof Komeda, quien falleció por un coágulo cerebral, de forma similar a uno de los personajes del filme. Ese mismo año, 1969, la pareja del director de la película, Roman Polansky, la actriz Sharon Tate, que participó como extra, fue asesinada por una supuesta secta en una situación muy poco agradable. Años más tarde, John Lennon murió en la puerta de este edificio, tras ser atacado por un fanático. Coincidencia o no, varios finales trágicos se relacionan con los que estuvieron alguna vez en este lugar.

Pero, este edificio también ha atraído a `personas amantes del terror, tal es el caso del actor británico Boris Karloff, quien al parecer era asiduo a sesiones espiritistas; también vivió allí el mago negro Aleister Crowley, de quien se dice, practicaba la magia negra. En la actualidad, varios habitantes del edificio se han mudado debido a los fenómenos paranormales que allí ocurren.

Si tuvieras oportunidad de visitar o vivir en el edificio Dakota ¿Lo harías?