Encuentro al atardecer

Encuentro al atardecer

Arturo Pérez Arteaga
Por: Arturo Pérez Arteaga

Para hacer este relato, se me dieron 5 palabras a fin de que pudiese inventar una historia. Las palabras fueron: Joven, silencio, atardecer, felicidad y encuentro.

Esto fue lo que pude obtener, espero que les guste

Todos los derechos reservados


Marina siempre había imaginado ese tipo de escenas como parte de su vida. Una vida que reflejara todo el amor y la felicidad que había logrado alcanzar.  

Por eso, desde muy joven recorría el escarpado camino que la llevaba a aquel acantilado frente al mar, donde se dejaba acariciar por la fuerte brisa, el vaivén de las olas y el rítmico flotar de las gaviotas que en conjunto con el astro rey le regalaban los más hermosos crepúsculos.  

Luego deshacía el camino andado y una vez en su cama se dedicaba a soñar que algún día, de pié en el acantilado, vería venir en un bote a su amor soñado, ese que le daría la felicidad eterna que todos esperamos disfrutar.  

Por eso, aquel día sentía que algo le faltaba, rodeada de un sepulcral silencio que ni la brisa, ni el romper de las olas contra la playa, ni el graznido de las gaviotas pudo interrumpir, sólo podía pensar en la guerra y sus innumerables horrores.  

Esa guerra que transformó sus sueños en pesadillas y que la llevó allí, a su lugar preferido en el mundo a esperar durante aquel atardecer el encuentro con el cadáver de su hijo, quien volvía a casa víctima de una bala enemiga.

APA:.



Encuentro al atardecer
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Rating: 0/5 (0 valoraciones)

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

Conecta o crea una cuenta de usuario para valorar esta página.