Un pecado (Poema Urbano)

La fotografía de @geadriana. Un árbol que nos regala sus colores del otoño. Por favor mirenlo y aprecien su belleza.

Un pecado (Poema Urbano)

Adriana Gamboa
Por: Adriana Gamboa

"El pecado" expresa el sentimiento de molestia o tristeza al no hacer o tener lo que otro tiene o lo que otro hace. Aunque es un sentimiento que no suelo albergar en mi ser utilicé estas palabras y surgió este poema. La invitación es primeramente que lo leas, y en segundo lugar te invito a que aprecies los detalles pequeños por simples que parezcan, que te conectes con lo que te gusta, pero no desde la energía de la envidia sino del agradecimiento y de los cambios que debes hacer en tu ser para lograr tener aquello que deseas.


UN PECADO

Envidio al sol porque nutre

las plantas con su calor,

y a la esplendorosa luna

porque refleja su luz.

Envidio al niño inocente

lleno de esperanzas y sueños,

también al adulto ignorante

y al viejo por su experiencia.

Envidio al hombre que es pobre,

en el que el hambre vive agobiante

y al rico por su abundancia,

y por su característico despilfarro.

Envidio al político por su elocuencia,

y al mudo por su silencio,

al animal que por instinto actúa

y al ser humano porque razona.

También envidio al mar impetuoso

que tanto respeto inspira,

así como al insecto más insignificante

al que con dedo meñique puedes aplastar.

A la oscuridad de un ciego

que es más clara que la nuestra,

también a la paciencia de la mujer

que espera la llegada de su amado,

y a la impaciencia del ser

cuando se está enamorado.

Envidio a ese tiempo cruel

que pasa como si nada,

el único que no se detiene,

a ese tiempo esclavizante;

y al viento porque es libre,

verdaderamente libre,

sin opresiones ni miedo,

y viaja sin detenerse

a los lugares más recónditos

de este poco envidiado mundo.

Al que protesta con su canto

y al sordo que no sabe oírle;

envidio a la piedra inactiva

por su inactividad,

y al que trabaja sin descanso

para a sus hijos dar el pan.

Envidio al vil perezoso

que descansando se cansa,

al inculto por su sabiduría

y al tonto por su viveza.

¡Confieso:¡Lo envidio todo!

no tengo porque negarlo,

y hasta envidio a los que envidian

por eso estoy envidiando.



Un pecado (Poema Urbano)
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Rating: 0/5 (0 valoraciones)

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

Conecta o crea una cuenta de usuario para valorar esta página.