Los misteriosos relojes que dan las IIII horas

Los misteriosos relojes que dan las IIII horas

Si quieres saber de qué se trata, basta con fijarte en la numeración de la imagen de la portada y por supuesto, en el artículo tendrás la explicación.


Los comentarios no se hicieron esperar después de la reinauguración del Parque Beethoven el cual se encuentra ubicado en el estado más emblemático y turístico del país venezolano, el estado Mérida, famoso por el pico Bolívar donde en su cumbre siempre está presente la nieve. Dichos comentarios surgen debido al “grave error” encontrado en la numeración del reloj que se encuentra en el parque.

Pero, ¿dónde está el error en el reloj?.... Si observaron la imagen de la portada del artículo pudieron notar que una de las horas está marcada de forma “incorrecta”, nos referimos a la cuarta hora o como se dice en Venezuela “las cuatro”, bien sea de la madrugada o mañana y de la tarde. Ante tantas conjeturas y afirmaciones, decidimos ir a la búsqueda a través de medios impresos y digitales que se han publicado sobre otros relojes donde cuyas horas estén en números romanos y compararlos con el del Parque Beethoven, y… ¡ no creerán lo que encontramos!

Existen muchas leyendas al respecto tejidas a lo largo de la historia, tal es el caso del Rey Carlos V de Francia, (El Sabio), cuando en 1370 le encomendó al relojero Henry de Vick construir uno para colocarlo en la torre del Palacio Real de Francia o también conocido como el Palais de la Cité. Cuando el relojero concluyó su obra fue fuertemente recriminado por el rey ya que representó el número 4 como “IV”, aunque el artesano indicó que ésta era la forma correcta de escribirle, “El Sabio” le corrigió diciéndole que él nunca se equivocaba y el constructor debió cambiar el número “IV” por el “IIII”. El Reloj aún continúa colocado allí…

Otras de las leyendas, se refiere a la numeración utilizada por los antiguos romanos. En aquel tiempo, los romanos basaban su numeración a la usada por los etruscos, los cuales representaban las cantidades a partir de la adicción de elementos, por eso el “IV” se representaba como “IIII”, pero al adaptar el sistema de sustracción se comenzó a utilizar el “IV” en vez de “IIII”, para señalar que “IV” era el resultado de quitarle 1 al “V”.

Otra razón para colocar el número “IIII” en los relojes es respecto al efecto de la simetría con el número “VIII” y el equilibrio visual entre éstos. Así como también que los caracteres “IV” representarían al dios romano Júpiter (en latín se escribe IVPITER).

Será por estas u otras razones que hay relojes en todo el mundo que poseen esta extraña característica. Observemos algunos de ellos:

La Catedral de la Ciudad de Lund, en Suecia:

Constituye el principal monumento de la ciudad de Lund. En esta catedral fue construida en el siglo XII. Allí se encuentra un reloj construido en 1424 y lo extraño del asunto es que usa el número IIII en vez del IV. Es considerado un reloj de gran adelanto científico con respecto a la época ya que éste además de la hora indica el día de la semana, la fecha, incluyendo el mes y el año, la fecha del año Juliano, la cuaresma, Semana Santa, Pentecostés, las fases de la Luna, los signos del zodiaco, equinoccios y solsticios así como la posición del Sol y de la Luna.

 

Reloj-Lund-Suecia

La Torre Zytglogee en Berna Suiza:

Esta torre fue construida en el siglo XIII y posee un reloj astronómico que data del siglo XV. Al igual que el reloj de la catedral de Lund en Suecia, también utiliza el número IIII en su numeración en vez del IV. La Torre Zytglogee fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Reloj-Zytlogee-Berna

La Torre dell’Orologio en Venecia, Italia:

Fue construida entre los años 1496 a 1499 y diseñada por Mauro Codussi. Se encuentra ubicada en la Piazza de San Marco. Su reloj presenta una de las esferas más extrañas y misteriosas del mundo ya que posee varias de éstas. Entre las que están hacia afuera se pueden observar los numerales en romano del 1 al 24, con la particularidad que el número IV se encuentra representado como IIII.

Reloj Piazza

 La Torre Zimmer en Lier, Bélgica:

El reloj que se encuentra en la Torre Zimmer en la ciudad de Lier, Bélgica, fue construido por el astrónomo y relojero Louis Zimmer en el siglo XX, en el año 1930. El extraño reloj está constituido por 12 relojes que están alrededor de uno central. Lo curioso de éste no es que sus horas estén indicadas en números romanos, sino que para señalar la hora IV el astrónomo colocó IIII.

Reloj-Torre-Zimmer

Reloj en la Biblioteca de Spring Hill, Birmingham, Inglaterra:

Diseñada por Frederick Martin en 1891. Su arquitectura data del siglo XIX. Tiene como característica la llamada Torre del Reloj construida en ladrillos de terracota roja. En ella se alberga un hermoso y extraño reloj que presenta cuatro caras y tiene la particularidad de utilizar el número IIII en romano en vez de IV.

 

Reloj Spring-Hill

El reloj de la Catedral Primada en Bogotá:

Bogotá es llamada “la ciudad sin tiempo”, porque casi todos los relojes emblemáticos que adornan catedrales, iglesias o plazas están en franco deterioro. Tal es el caso de la Catedral Primada en Bogotá. Esta catedral, ha sido restaurada varias veces, en 1560 y en 1785. Pero la construcción de las Torres donde se encuentra el reloj se realizó llegando a la mitad del siglo XX. La numeración del reloj está en romano. Lo extraño es que a pesar de ser instalado a mitad del siglo pasado se utiliza el número IIII para dar la cuarta hora en vez del IV. Aunque después de varios intentos por ser reparado, este reloj no ha vuelto a funcionar.

reloj-catedral primada

 

 

El reloj del Palacio de las Academias, Caracas Venezuela:

Ubicado en la Avenida Universidad en Caracas, es uno de los relojes en la capital venezolana que utiliza la numeración romana, presentando la particularidad en la utilización del IIII en vez del IV para señalar las cuatro horas.

P10

 

El Reloj del Parque Beethoven en Mérida, Venezuela:

Este reloj se encuentra ubicado en un bello parque en la capital del estado Mérida. Su construcción se hizo en 1970 y reinaugurado en 2017. El reloj está en numeración romana y a pesar de haber sido restaurado en el siglo XXI, también se utiliza el IIII en vez del IV para señalar la cuarta hora. Este bello y original reloj tiene la particularidad que presenta un mecanismo a través del cual los “enanos”  ubicados cerca del reloj tocan cada hora una melodía de Beethoven.

 

C5h7
Toyo Braherca - El palacio del Toyota


Los misteriosos relojes que dan las IIII horas
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Rating: 0/5 (0 valoraciones)

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

Conecta o crea una cuenta de usuario para valorar esta página.