Taro y Jiro, los perros más famosos de Japón

Taro y Jiro, los perros más famosos de Japón

La más hermosa historia de supervivencia y lealtad de estos dos héroes nacionales.


En el año 1957, se llevó a cabo la primera expedición japonesa hacia la Antártida, la cual debería pasar allí todo el año, en la base de investigación Showa. La expedición estuvo compuesta por 11 personas más 15 perros Karafuto-ken quien serían los encargados de tirar los trineos de los expedicionarios. Al año, este grupo debía ser reemplazado por otro, pero en enero de 1958, la expedición de reemplazo tuvo un gran percance para llegar a la base, ya que el barco en el que viajaban y debido a un fuerte temporal quedara varado en medio del hielo, faltando mucho trayecto para llegar a la base japonesa.

Debido a este percance, la segunda expedición a la base fue suspendida y los expedicionarios del buque atascado fueron rescatados por un buque rompe hielo de los Estados Unidos. En cuanto a la primera expedición que se encontraba en la base japonesa Showa, fueron evacuados en helicópteros, no así a los 11 perros quienes quedaron en la Antártida abandonados a su suerte.

La prensa y los japoneses en general criticaron duramente esta acción, pero el equipo expedicionario japonés alegó que devolverse en búsqueda de los perros constituía una misión muy peligrosa, además de muy costosa.

taro y jiro

Pero… ¿Qué pasó con los perros?

Pasó un año y en 1959, regresa a la base la tercera expedición, la sorpresa fue grande. Ya que de los 15 perros, 7 habían muerto atados a las cadenas que los sujetaban, pero los otros 8 lograron soltarse. De estos 8, 6 se fueron y nunca pudieron ser encontrados, pero sólo 2 perros permanecieron en el lugar: Taro y Jiro.

Estos dos Karafuto-ken, habían sobrevivido en la Antártida. Aprendiendo a cazar pingüinos y focas pudieron permanecer vivos, pero lo más significativo y que los llevara a ser declarados héroes nacionales es que, en primer lugar, el instinto de supervivencia ante las inclemencias del hielo de la Antártida, el haber permanecido en la base y la más importante, que respetaron los cuerpos de sus compañeros muertos.

De lo que le restó de vida a estos dos héroes, Taro, volvió a Sapporo, su ciudad de origen, donde vivió hasta su muerte en el año 1970, en la Universidad de Hokkaido y Jiro, se quedó en la base Showa, murió en 1960.

A partir de ese entonces, la raza de los Karafuto.ken, es una de las razas que más respetada y de mayor demanda entre los japoneses.

En la actualidad, en varias ciudades de Japón se encuentran monumentos en honor a Taro y Jiro,siendo el más importante el que se encuentra a los pies de la Torre de Tokyo. Así mismo su historia fue llevada a la pantalla grande en 2006, bajo la producción de la empresa Disney con el nombre de  “Eight Below”.



Taro y Jiro, los perros más famosos de Japón
  • Actualmente 5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Rating: 5/5 (1 valoraciones)

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

Conecta o crea una cuenta de usuario para valorar esta página.